Los trabajadores de la justicia

Volanteafju

 Desde comienzo de la década de los 40, los trabajadores judiciales comenzaron a plantear la inquietud de constituir una organización que articulara la lucha por sus intereses. Esta preocupación se vio plasmada el 5 de julio de 1943 cuando en los salones delo Ateneo se concretó la idea de la Comisión Provisoria Pro-Constitución de la Asociación de Funcionarios Judiciales del Uruguay culminando con “lo que constituye desde hace mucho tiempo una aspiración unánime del funcionariado judicial1. Tempranamente la Asociación se iniciará en las luchas presupuestales destacándose la lucha por la presupuestación de los funcionarios de los Juzgados de Paz del año 1944. Está se concretará en 1946 en lo que posiblemente sea la primera conquista de nuestro sindicato. También se destacan una serie de iniciativas de fuerte componente social como la instalación de una policlínica o la concreción de convenios que beneficien a los asociados. El crecimiento del sindicato y la participación fue sin dudas un desafío desde primera hora:

“Pero para que esta conquista de los resultados que se esperan, para que la Asociación pueda cumplir su obra en bien de los funcionarios, que no sólo consiste en conquistas materiales sino también de defensa de sus derechos y de la carácter cultural, es necesario que todos los funcionarios judiciales se afilien a la institución2.

 

AFJU en el movimiento sindical


Historia3De forma temprana, AFJU promoverá la integración del movimiento sindical, buscando en 1945 la concreción de una “Agrupación de Asociaciones de Funcionarios Públicos”. Incluso, existe en la dirección del sindicato la iniciativa de un funcionamiento orgánico respetando la “independencia absoluta”3. A fines de 1947, conjuntamente con otras asociaciones gremiales, participa de la reorganización de la Agrupación de Asociaciones de Empleados y Obreros del Estado manteniendo la idea de una estructura federativa con autonomía. Este proceso terminará en el año 1964 con la conformación de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado. Una asamblea extraordinaria de AFJU aprobó el ingreso el 29 de junio de 1964.
La década de los 50 marcó la profundización de planteos de carácter unitario hacía una integración más permanente entre las organizaciones de funcionarios públicos y progresando en los pasos hacía una alianza permanente con los sindicatos obreros. A inicio de los 60 el mantenimiento de la actividad conjunta con otros gremios, especialmente de la Administración Central, fue tomado por los judiciales como parte de la estrategia que debe caracterizar a la Asociación. Incorporado como definición por AFJU, los “lazos de solidaridad y unidad” deben ser una característica del movimiento gremial4.
Historias

 

El acto del 1º de mayo de 1965 se realizó en un marco de unidad participando entre los oradores Reynaldo Gargano en representación de los trabajadores judiciales. Gargano destacaría los avances de la clase obrero en el programa plasmado en la CNT. En 1966 se concretó el Congreso de Unificación Sindical que dará vida a una central única bajo el principio de defensa de los intereses de los trabajadores uruguayos y “del conjunto de nuestro pueblo”. La CNT consolidará la integración bajo un programa único a los sindicatos de la industria.

 

 Ante el golpe de Estado y la dictadura

La Convención Nacional de Trabajadores (CNT ) había resuelto en su 2º congreso la ocupación de fábricas y lugares de trabajo ante el caso de un quiebre institucional. Ante el golpe del 27 de junio de 1973, AFJU dispuso la ocupación de las oficinas judiciales acompañando la huelga general en todos sus términos hasta el 11 de julio de 1973. La dirección procuró entonces formas alternativas de funcionamiento a través de reuniones en la clandestinidad frente al endurecimiento de la represión. Pese a la dura persecución, citando a Hamilton un comunicado del sindicato señalaba:
“En todos los gobiernos humanos no hay sino dos poderes de contralor: el de las armas y el de las leyes. Si las leyes no son puestas en actividad por un Poder Judicial libre y capaz de decidir la ejecución de sus propias decisiones, prevalecerá necesariamente el contralor de las armas”5.
Agravada la situación del Poder Judicial con los actos institucionales 3 y 8 e instalado el Ministerio de Justicia, su titular Fernando Bayardo Bengoa apunta a la eliminación de la actividad sindical cancelando las personarías jurídicas. El 6 de julio de 1977 es clausurado el local sindical retirándose la vieja placa de bronce (hoy en la sala del Consejo).
Historia5Pese a la represión se intentó mantener formar de organización las que fueron creciendo progresivamente particularmente a inicios de la década de los 80 cuando fueron en aumento las reuniones. Estamos tuvieron como objetivo central la reconstitución de AFJU que tendrá como punto medular la asamblea del 30 de junio de 1984 en el Colegio de Abogados en la que se conformó una mesa directiva. Recobrada la legalidad la Asociación enfrentará tempranamente uno de los conflictos más recordados realizados durante el año 1985. La dura huelga, sin dudas, marcó hondo la trayectoria de un sindicato marcado fuertemente en su compromiso con los trabajadores y la justicia como se evidenció en el plebiscito que procuró una reforma constitucional hacía la independencia del Poder Judicial. Esta estuvo cercana a consagrarse. Las definiciones al respecto, muchas de las cuales se fueron consolidando en los sucesivos congresos, fueron marcando la identidad del sindicato, tendrán un nuevo jalón con la concreción de una Coordinadora de los Trabajadores Judiciales del Cono Sur en el año 1993.

 

 1 AFJU, Volante de convocatoria, s/d.
2 AFJU, Memoria Anual. Ejercicio 1952 – 1953, pp. 4 y 5.
3 AFJU a Floreal Bentancor, Presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios Públicos Pro Mejoras de Sueldos, 26/4/1945.
4 AFJU, “Memoria correspondiente al ejercicio, 1962 – 1963”, p. 2.
5 AFJU, Consejo Directivo, “La autonomía judicial”, setiembre de 1974.